domingo, 24 de enero de 2010

SKA: siglo XXI

Se cierra la primera década del siglo en el que deberíamos conocer los coches sin ruedas y alguna civilización alienígena entablará contacto con la raza humana, y aunque algunos piensen que los viejos tiempos no volverán, el hecho es que son muchos y de calidad los discos que nos han ido ayudando a no perder la esperanza en que lo mejor puede estar por llegar. No pretendo adoctrinar a nadie ni decir este disco es mejor que este otro, simplemente es un repaso subjetivo de los que a mi entender han sido los trabajos más importantes de esta ultima década de Ska, ya que seguro que el Mondo Sonoro no lo va a hacer. Como en toda lista se echarán a faltar muchos de los que tu pondrías, y muchos de los discos si hubiera que clasificarlos por genero se podría decir que no son de ska, pero como me dijo una vez Selector Chass, "tú sólo pinchas ska, mas rápido mas lento pero ska."




The Butlers: Fight like a lion (2000)
Empezaba la década y los alemanes terminaban, o al menos eso parecía. Digo que terminan porque realmente es el último disco de estudio con temas propios ya que después sacarían una colección de temas de series y películas totalmente instrumental, que aunque lo firman como the Butlers poco tiene que ver con lo que conocíamos de ellos. A pesar de no contener ninguno de los sus grandes clásicos es donde demuestran que se han convertido en grandes músicos. Empieza y termina homenajeando a Bob Marley con una versión del Soul Rebel que pone los pelos de punta, y el resto es un disfrute continuo en el que bajan y suben el ritmo como les da la gana. Para mí aunque infinitamente menos reconocidos que otras bandas, los que llevan consumiendo ska desde los 90 no deberían infravalorar un grupo que represento el espíritu de lo que se cocía en Europa en esa época, ska sin contemplaciones.



Ska Trek: Move Along(2000)
Un grupo un disco, pero qué disco. Algún afortunado anda por ahí con un ep que sacaron no se si antes o después, pero el resto de los mortales sólo podemos aferrarnos a este Move along y creo que con este tenemos bastante, este disco no lo pueden mejorar. Nunca podre agradecer lo suficiente a Grover los discos que nos ha dado en esta década y sobre todo en los cinco primeros años. Por ahora parece que aguanta pero desde hace unos años que no saca ni el número de proyectos ni sobre todo del nivel de lo sacaba antes.



The adjusters: Otis Redding will save america.(2003)
Aunque la puerta a introducir un leve toque de electrónica la abre Pama International el año antes, el además meterle soul lo hacen los Adjusters. Tengo devoción por este grupo porque ya sabemos que mezclar es muy malo (y si no has comido antes peor) y estos lo tienen claro, hacemos ska y soul pero cuando un tema tiene que sonar a soul a eso suena y si tiene que ser Ska no vamos con el rollito de Ska con toques de soul. Aun así, en este disco se desmarcan de esa filosofía y sacan de la manga un disco raro de cojones y a la vez una obra maestra. Una portada a la altura del disco que contiene y lo de sacar siempre la misma impresión en el cd me parece un punto, suma y sigue de un grupo con el que muchos nos quedamos con las ganas de verlos en directo porque debían ser canela fina, pero bueno si vamos a ver a Hepcat ¿Quién sabe?. Lo dicen y les creemos: Otis Redding salvará América..



Pama International (2002)
Junto con el Dirty Reggae no tengo duda de que es el disco que más me ha impresionado, mezclar ska con ¿música electrónica? ¿drum n bass? Que coño es esto que suena de fondo? No lo se pero suena a la música que nos gusta. Nos han surtido con novedades discográficas en abundancia desde este debut pero el sonido peculiar creo que lo pierden a partir del disco grabado con Trojan. Aunque sigan manteniendo un nivel altísimo y su último trabajo sea junto el de Prince Fatty lo mejor que he escuchado de reggae, este 2009 me quedo con la primera etapa, cuando eran diferentes. Magnífica portada saliéndose de los cánones del genero que nos hace pensar ya desde el primer vistazo que no se trata de un disco de música jamaicana normal.


Aggrolites: Dirty reggae (2003)
Poco hay que decir de un grupo que en cuestión de 4 o 5 años pasaron a formar parte de los mas grandes del panorama actual, prácticamente inventan un estilo nuevo en este Dirty Reggae. Creo que no volverán a alcanzar nunca el nivel de este, no por calidad de composiciones o porque sea la formación original, sino porque a no ser que inventen otra cosa nunca conseguirán impactarnos así, como la primera vez que nuestros reproductores lanzaron a nuestras cabezas el reggae mas punk y bien hecho que se puede hacer y a la segunda canción ya te habías dado cuenta que eso había que escucharlo a más volumen y con el mono puesto.


Firebug (2003)
Grabado y mezclado por el rey midas del ska, Victor Rice, en él estos Brasileños nos envolvieron en un rocksteady hipnotizante. La mano de Victor se nota desde principio a fin pero viéndoles en directo te das cuenta que no sólo por éste fue su álbum de debut uno de los discos de la década. Una pena que no se atrevan, o no quieran, o no puedan hacer todos los temas en portugués porque las versiones incluidas de temas en luso suenan perfectas, una lástima. Su segundo disco “On the move” es otra maravilla y en él está mi canción preferida de estos máquinas cariocas, Injusticia. Ya hace unos cuantos años que no sacan nada pero parece ser que siguen en activo y metidos en otras historias, con lo que espero que tarde o temprano vuelvan a publicar algo.


Slackers: Peculiar (2006)
Cuando algunos andábamos ya con la mosca detrás de la oreja aunque no habían dejado de girar y dar señales de vida, cuando un grupo te tiene acostumbrado a un disco por año y se tiran tres para grabar el siguiente, a uno le empiezan a temblar las canillas pensando en que uno de los dos “elegidos”, junto a Hepcat, esté pensando en colgar las botas. Seguro que no es el mejor álbum de esta década de estos monstruos, y más teniendo en cuenta que la empezaron con el “Wasted Days” y la terminan con el tremendo “Self Medication”, pero para mí fue como un bálsamo para las almorranas. Al principio mi sensación fue rara, pensando esto no está al nivel pero lo vas escuchando y dices ¡jodo! Si no hay un tema malo!! Todo el disco está plagado de himnos, International War Criminal, Propaganda, In Walked Capo….
Todavía me asusto un poco cada vez que veo la portada con Vic en plan Gollum de circo del siglo XIX. Muy cuidado todo el digipack y las fotos antiguas de todos puestos en escalera y con bigote, son brutales. Otra cosa importante es que es el primer disco en el que Glen Pine se suelta la melena y hace sombra al todopoderoso Ruggiero, incluso sale en la portada llevando a Vic de un cordel.




Moon Invaders: Breakin’free(2005)
Antes que saltaran al top de las bandas europeas como los Caroloregians, eran los Moon Invaders y este Breakin’free era su segundo trabajo de la mano de Grover y Victor Rice. No sé si es el que más me gusta de sus tres discos por la portada, por la chica o porque tiene mi canción preferida de esta superbanda Belga (Breakin’ Free). Me alegro mucho que pese a su “éxito” (en este mundo éxito siempre tiene que ir entre comillas a no ser que seas japonés o jamaicano) con su otro proyecto paralelo no hayan dejado su origen ska y sigan tan activos con este nombre como con el otro. Este año tienen pensado publicar un directo con invitados de lujo, lo espero con ganas aunque los directos no sean santo de mi devoción, además unos tíos majetes.



King Django: meets the scrucialists (2003)
Ésta no ha sido la década de discos grabados por Django, apenas ha grabado 4 o 5. Pero su labor no acaba en grabar sus temas. Productor, vendedor de discos, jefe del mejor estudio y discográfica de New York y demás proyectos que ni siquiera conocemos. Aun así en 2003 nos dejoó esta joya con la joven banda europea The Scrucialists. El disco es interesantísimo desde principio a fin, con Django haciendo lo que mejor sabe a las voces, dancehallear con un sonido entre dub y roots perfectamente ejecutado. Muy bonita portada con el primer robot Django que será sello de él a partir de aquí en diferentes recopilatorios y conciertos. Como curiosidad llegué a ver tres versiones diferentes del mismo disco en la mano de Grover, Jump Up y Leech.
Para el recuerdo un conciertazo con él y Ring Ding mano a mano en Gruta77 y los Scrucialist s detrás dándoles lo que pedían.



Madness: The Dangerment Sessions vol.1 (2005)
Cuando salió este casi nadie confiaba en que Madness pudiesen sacar algo lo suficiente interesante para volver a afiliarnos a sus filas. Pero en esta década empezaron a sembrar en el 2005 con The Dangerment. No sólo estaban en plena forma, sino que nos recordaban de dónde vienen y a dónde van con una colección de versiones de temas clásicos de la cultura músical jamaicana e inglesa al estilo London Nutty Sound. Desde el 1000 veces versioneado Shame n’ Scandal a la inmejorable Chase the devil de Max Romeo no dejan dudar a dudas: WE ARE MADNESS. Cuatro años más tarde nos regalan The liberty of Norton Folgate y se me caen las bragas al suelo directamente. Grandes.



Dr. Ring Ding: Kingston Kitchen
Siempre pienso en cierto modo en el Ska como música de salón, pero este disco es música de salón auténtica, para oírla con frac. Ring Ding como más nos gusta, trombón en mano, acompañado de grandes músicos, mostrando todo su chorro de voz y haciendo Ska. Acompañado por la Rotterdam Ska Jazz Foundation, que vieron la luz cuando les cogió el gordo de Munster y les dijo chavales esto funciona así, desde entonces no paran de crecer, con un segundo disco más que interesante y preparando un tercero que espero con muchas ganas a pesar de que el Ska-jazz no es un género que me apasione.
La portada no me dice mucho y las fotos de dentro dan un poco de grima pero es enorme como era con la Senior All Stars.



See Spot: The Robbery (2008)
10 años tardan en dar señales de vida y retomar un proyecto que en su día crearon al alimón el teclista Bedford Pate y el ahora guitarrista estrella de los Aggrolites Brian Dixon. Sin duda que la espera mereció la pena y aunque ya sin Dixon, el resto de la banda firman el que posiblemente sea el mejor disco del 2008. No menos espectacular que el regreso discográfico fue la gira que les trajo a la península en 2009 en donde por lo menos en el Gruta 77 de Madrid salieron por la puerta grande con la gente que estábamos entregados y un grupo que repito, llevábamos 10 años esperando.


Con estos me quedo en mi repaso, como comenté al principio serán muchos los discos que echareis en falta y alguno con los que ni de coña estaréis de acuerdo en que puedan aparecer en una lista de los mejores en diez años, pero pienso que lo grande de estos nuevos tiempos de ritmos caribeños es que es tan global el panorama que hay para todos los gustos.
Y como dijo en su día algún holandés fumao, keep the fire burning.

2 comentarios:

Twistin' the night away dijo...

¿Están por orden de preferencia? A mojarse :-P

AngelZel dijo...

no, están por orden de nada.